Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Israel Arias / Agencias
Sábado, 7 abril 2018 | Leída 43 veces
crítica de cine

Ready Player One: La bacanal pop de Spielberg

Marcar como favorita

Steven Spielberg da rienda suelta a su versión más lúdica, ligera y espectacular como cineasta en Ready Player One, adaptación de la novela de ciencia ficción de Ernest Cline a cuenta de la que orquesta un festival de referencias pop que hará las delicias de jugones, cinéfilos y nostálgicos de los ochenta y noventa.

Una película arrolladora y con unos picos de diversión altísimos en la que todo, incluida la historia, sus personajes y sus en ocasiones algo peregrinas motivaciones, está supeditado a un espectáculo palomitero de primer nivel.

[Img #199284]

 

Star Wars, Street Fighter, Jurassic Park, Depeche Mode, Halo, King Kong, Tomb Raider, Akira, Mad Max, El Gigante de Hierro, A-HA, los Gremlins, Freddy Krueger, Joker y Harley Quinn, Mortal Kombat, Chucky, Battletoads, Terminator, Regreso al futuro, Van Halen, Star Trek... e incluso Hello Kitty y un tótem del cine de terror cuya gloriosa presencia es mejor no reventar. Casi todo tiene cabida en OASIS, el mundo virtual en el que prácticamente toda la humanidad se refugia a mediados de este siglo para evadirse de su vacía y decadente realidad. Cuando estás conectado puedes ser lo que quieras y hacer lo que quieras... siempre que tu saldo te lo permita.

 

La evolución definitiva del postureo digital al que ya asistimos en nuestros días, o el reverso luminoso y geek de Matrix o un capítulo de Black Mirror, ofrece a Spielberg un portentoso e ilimitando cajón de sastre para desatar el niño que lleva dentro y que, se le nota, hace ya mucho que no tomaba el timón en una de sus películas.

 

 

Puede que más fría que sus grandes e inolvidables títulos de aventuras de Amblin, Ready Player One es un coloso visual con un gran y casi único objetivo: divertir y dejar ojiplático al respetable a golpe de neón, CGI y easter-egg. Una aventura sencilla en sus trazas argumentales que avanza ligera de pantalla en pantalla y que solo se detiene para cumplir con el expediente y lanzar el obvio -pero en este caso casi obligado- mensaje sobre el poder de la amistad y la importancia de no vivir 'empatallados' y liberarnos del yugo tecnológico para disfrutar del mundo real que hay más allá del móvil, la tablet o el portátil. Efectivamente, todavía hay quien cree que ese mundo existe y que aún nos está esperando.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress