Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ricardo Ubric
Jueves, 8 marzo 2018 | Leída 265 veces

Jugando a visionario con la futura venta del Recre

Marcar como favorita

Hace alrededor de un año ya escribí que pensaba que nada o casi nada iba a cambiar en la estructura del Recre pese a que en las próximas semanas estaba previsto que saliera a concurso público para que algún propietario se hiciera cargo de la mayoría de su accionariado. Y a este punto y hora pienso que este verano, que es cuando presumiblemente el Decano va a volver a salir a la venta, va a ocurrir lo mismo y que después de toda la parafernalia seguirán mandando el Ayuntamiento de Huelva, el actual Consejo de Administración y la empresa Eurosamop.

Es cierto que Juanma López ya se ha postulado públicamente para acudir a la puja y que sin lugar a dudas es más solvente que los Felipe Cascajo o Vicente Simón, bromas de mal gusto. Pero también es verdad que nadie va a acudir a comprar un club con tanta deuda y en Segunda B por mucho que sea el Decano, y más cuando ya hay gente dentro mandando y cotilleando, que es lo mismo que sucedió con Gildoy a finales del año 2011. La resultante está clara: o la venta quedará desierta y Eurosamop seguirá siendo el gestor económico y deportivo durante los siguientes nueve años, que además es lo que está firmado, o el club lo comprará Juanma López, pero permítanme que esta segunda opción la ponga en duda porque su actual posición es bastante más cómoda y le hipotecaría menos. En cualquier caso, y teniendo en cuenta que las elecciones municipales estarán ya a la vuelta de la esquina, a buen seguro que el alcalde, Gabriel Cruz, estará muy atento al proceso para tenerlo todo atado y bien atado y que la situación no se le vaya de las manos, además de que después procurará que se haga una plantilla competitiva para que de una vez por todas el Recre esté arriba en la tabla cuando lleguen unas elecciones en las que históricamente el Recre siempre ha sido decisivo entre los votantes de Huelva cuando le han ido bien las cosas.

 

Todos, afición, peñas, Trust, políticos, medios de comunicación… prometimos ser muy vigilantes con el Recre en la era post-Gildoy, pero creo que estamos siendo demasiado comodones y preferimos verlas venir. Nos ciegan los colores y el forofismo. Nos hemos relajado y si lo piensan fríamente me darán la razón. Quizás es hasta comprensible porque en su día nos quemamos demasiado. Pero eso es un error en toda regla del que espero que algún día no nos tengamos que arrepentir. Aquí ni mucho menos se está contando en los últimos tiempos toda la verdad. Deberíamos poner más la lupa encima del tema e investigar a fondo. Nadie pone en duda que el Ayuntamiento fue en su día valiente con esa campaña de salvación y también lo ha sido ahora con la modificación presupuestaria. Pero al final no deja de ser dinero que han puesto los onubenses y creo que los políticos no deberían llevarse toda la gloria. Más mérito tendrían en todo caso los miembros del Consejo de Administración del Decano, cuyas firmas en determinados documentos sí que les comprometen más que a los políticos en caso de que vengan mal dadas. En su pellejo sí que no es fácil estar en estos tiempos.

 

La falta de transparencia era algo que castigamos de Pablo Comas, Víctor Hugo Mesa o Pedro Rodríguez, y ahora parece que no pasa nada porque los que mandan estén haciendo exactamente lo mismo y nos quieran tomar el pelo con el contrato de Eurosamop. O todos moros, o todos cristianos. Primero, no es verdad que lo firmaran deprisa y corriendo el 29 de junio del año pasado porque ya se llevaba gestando en la sombra mucho tiempo. Muchos meses. Se trata, por lo tanto, de una mentira bien gorda. Y hemos tragado. Y segundo, porque clama al cielo que ni los ciudadanos ni los miembros de la oposición puedan ver el contrato. ¿Tanto hubiera costado enseñarlo públicamente el día después de que se aprobara en la moción de Izquierda Unida el pasado lunes en el pleno municipal? Pues no. Ahora, y pese a aprobarse en el pleno, habrá que esperar todavía varios meses más para poder verlo. Tremendo. Imperdonable. De chirigota. De hecho, ni se sabe todavía la fecha porque no la hay para la celebración de la Junta de Accionistas del Decano ni tampoco para la convocatoria del concurso público de la venta de las acciones del Recre. ¿Qué tienen que ocultar si hasta el propio equipo de gobierno de manera surrealista votó a favor de la moción? ¿Es que hay algo ilegal en el asunto? Que lo enseñen ya y santas pascuas. Pero nada, el club dice que no puede enseñarlo porque el propietario es el consistorio, y el consistorio dice que no puede enseñarlo porque lo firmó el club y es que lo tiene en su poder. Todo sigue enmarañado y aquí casi nadie alza la voz. Una pena. Así nos luce el pelo. Nos engañan y nos da igual. En fin… Como digo siempre, tenemos lo que nos merecemos y luego ya no habrá lugar para las lamentaciones.

 

Mientras que no salga a la luz el contrato de Eurosamop seguirán disparándose las especulaciones y elucubraciones de todo tipo y no se zanjará la polémica. Y es que cuando no se va con toda la verdad por delante… Algo tendrán que ocultar. Blanco y en botella… Los dimes y diretes pueden hacerle mucho daño a la imagen pública del Recre. Pero al final esto no deja de ser un juego político de estrategias. Un ajedrez en el que la voz cantante la lleva un alcalde que de momento está sabiendo mover muy bien sus piezas y que con el levantamiento del embargo de Hacienda lógicamente se ha apuntado otro golazo por la escuadra. Por ahora todo le está saliendo a la perfección y repito que jugando un poco a visionario en la venta no va a ocurrir nada de nada. Vía libre para que Juanma López haga y deshaga a su antojo, y mientras tanto los onubenses a seguir pagando, porque no olvidemos que a partir del segundo año hay que pagarle a esta gente de Madrid (y con intereses) los préstamos que van adelantando para pagarles las nóminas a futbolistas y empleados. Quizás no haya otra solución que esa para que el Recre siga vivo, pero si es así que se dejen de milongas y públicamente lo reconozcan. No hace falta jugar al gato y al ratón con la afición del Decano. Sobran las comparecencias públicas para soltar tópicos insípidos. Si para evitar la desaparición del club es necesario que Juanma López sea el dueño, pues que se diga públicamente que es la única fórmula viable para que el chiringuito no se cierre y de verdad que no pasaría nada y todos lo entenderíamos. Es que además sería algo de cajón y de pura lógica. Pero todo esto de embrollar y de hacer que estemos ya totalmente aburridos y desesperados creo que no es justo para nadie. La venta será una pantomima. Nadie va a pagar de golpe y porrazo cerca de diez millones de euros por un club que está en Segunda B y cargado de deudas. Seamos serios. Pensemos con la cabeza y no con el corazón. Es materialmente imposible. Aquí no hay jeques que valgan. Es la cruda realidad que nos ha dejado una herencia fatal.

 

Por lo tanto, ya puede Juanma López y su grupo ir planificando la próxima temporada tras empezar con más pena que gloria el primero de sus diez años gestionando el Recre. Es verdad que en su aterrizaje vendió que el proyecto era a medio y largo plazo, así que quizás esta campaña hemos querido vender la piel del oso antes de cazarlo. Habrá que esperar a más adelante para soñar con cotas mayores que la permanencia. No descarten que César Negredo siga siendo el técnico la próxima temporada. No es la idea inicial, pero dependerá del final liguero que tenga el Decano y del respaldo que se le vea entre la afición. Desde luego que es de la cuerda de Juanma López, además de que su hermano Álvaro también podría estar detrás de la actual gestión del Recre, así que todo concuerda. Ahora ya ni siquiera sabemos si el Recre buscó o no con mucho ahínco entrenador tras la salida de Ángel López o le venía bien promocionar a César Negredo. Y fuera polémicas, el caso es que a mí por ahora me está gustando y sorprendiendo. Está siendo valiente y fiel a sus ideas. Ve bien el fútbol y no es un hombre de apuntarse medallitas sino sosegado, que es lo que le conviene ahora mismo a la entidad. Traslada una tranquilidad convincente y necesaria.

 

El Recre no va a tener tantos problemas para lograr la permanencia como los dos años anteriores aunque aún debe ganar tres o cuatro de los diez partidos que quedan. Las sensaciones no son malas y arriba el equipo está teniendo ahora más alternativas y ritmo de juego. Con tiempo se debe ir confeccionando la próxima plantilla, tanto los jugadores que se quedan de la actual como los nuevos fichajes. No hay que comenzar, como siempre en el último lustro, planificando los últimos. En teoría la secretaría técnica ha crecido y va a haber más dinero para hacer un equipo competitivo. Se tratará de acertar en piezas clave para la plantilla y en el entrenador. Eurosamop ya trabaja. Sabe que va a ser el dueño. Pensar en otra cosa es una quimera. Habrá gente que especule con mil y un nombres cuando llegue la época de la venta. Bueno, el tiempo dará y quitará razones. Por ahora yo ya me mojo por Juanma López o por el propio Ayuntamiento como propietarios a partir del próximo verano. Es decir, que nada cambiará respecto a lo actual. Tampoco hay que ser demasiado lince para deducir esto. No nos hemos caído de un guindo a estas alturas. Con unas elecciones de por medio sobran experimentos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress