Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Jueves, 8 marzo 2018 | Leída 406 veces
Carta al director de Alicia de Navascués

Razones para secundar la Huelga Feminista de 24 horas

Marcar como favorita

Parece increíble que a estas alturas haya que explicar las razones para secundar una huelga que se ha convocado de forma simultánea en 177 países. Está claro que algo debe andar muy mal para que el 50% de la población de esos estados haya considerado necesario salir a la calle a reivindicar sus derechos, de forma solidaria, transversal, al margen de quien gobierne, sea de derechas o de izquierdas.

Países de todas las zonas geográficas y con diferentes grados de desarrollo económico y social. Una movilización global de mujeres que tiene sus antecedentes en 1975 en Islandia, un pequeño país que nos ha dado ya varias lecciones, encarcelando a los banqueros y políticos responsables de la crisis económica, o eligiendo a mujeres como presidentas, una de ellas la primera jefa de estado homosexual del planeta. 

 

Hay motivos de sobra para secundar esta huelga de mujeres, no ya 24 horas, sino los 117 días que trabajamos gratis de más las mujeres frente a los hombres en este país. Cada vez que encendemos la televisión o nos metemos en las redes sociales nos cargamos de argumentos. Si los buscamos más alejados, podemos solidarizarnos con las mujeres de Arabia Saudí, seres humanos despojados de todos sus derechos por una sociedad cruelmente machista. Mujeres cuyas vidas y dignidad  no representan gran cosa para sus maridos, padres o hermanos, con los que trafican nuestros gobiernos “democráticos”. Sí, a las mujeres españolas nos duelen esas manos estrechadas del Gobierno, de empresarios, esos abrazos del Jefe del Estado, mercenarios que venden sus valores, los derechos humanos por pingües beneficios económicos. Por estas mujeres nos movilizamos. También por las de Afganistán, las de Siria, las chicas secuestradas por Boko Haram, o las asesinadas en Ciudad Juárez. Todas ellas olvidadas tras guerras y tratados “de paz” o comerciales, porque la vida de los pobres en este planeta vale muy poco, pero la de las mujeres no vale nada.  

 

[Img #197036]No hace falta irnos tan lejos para encontrar razones para la huelga. En España conocemos las reiteradas en los medios de comunicación por los colectivos feministas, sancionadas por la cruda estadística: la brecha salarial entre mujeres y hombres, que en Huelva es de un insufrible 33%; la pobreza que se ceba en las mujeres y en especial aquéllas con diversidad funcional; los techos de cristal que cercenan nuestra promoción a puestos de responsabilidad económica, política y social; la insufrible violencia machista de hombres que asesinan cada año a cerca de 70 mujeres, que acosan a las trabajadoras, que someten a las adolescentes enamoradas; el sexismo que nos valora por nuestro aspecto y no por nuestra valía, que nos elimina de las pantallas y de la exposición pública; la desigualdad de oportunidades de las mujeres en un mundo que coloca al hombre como modelo en todas las facetas de la vida, que impone un esquema jerárquico situando al varón por delante de la mujer, que ignora nuestro trabajo, nuestra creación, nuestra ciencia.  

 

Esta visión androcéntrica me ha empujado especialmente a la Huelga el 8M. Porque la tenemos muy cerca, impregna las altas instituciones y hasta lo cotidiano.

 

Estos meses hemos visto un país escandalizado por el incumplimiento de un artículo de la Constitución Española y sin embargo no hemos reaccionado ante una Carta Magna que en pleno siglo XXI aún consagra la discriminación de la mujer con respecto al hombre en el acceso a la Jefatura del Estado. Para cambiar esta infamia no ha habido acuerdos fugaces de verano. 

 

Cientos de miles de mujeres trabajan en nuestro país como empleadas del hogar, como camareras de piso o como cuidadoras de personas dependientes, unas actividades tildadas tradicionalmente como “femeninas”, “trabajos de mujeres”. Esta circunstancia parece explicar que las organizaciones sindicales, políticas, los gobiernos, todavía muy masculinizados, no se hayan planteado la resolución digna de su situación laboral, en muchos casos de verdadera explotación. Estas trabajadoras en permanente “huelga de celo” son las más vulnerables, las que hoy posiblemente no nos acompañen a la huelga. Yo la secundo por ellas, cediéndoles visibilidad en nuestras reivindicaciones. 

 

[Img #197037]Vivimos meses de repunte feminista en todo el planeta, también en nuestro país.  Con los casos de Juana Rivas, “la Manada” y otras agresiones sexuales a mujeres, están resurgiendo resistencias machistas, intransigentes, tanto en el fondo del discurso y como en las formas. En ellos y lamentablemente también en ellas. Los debates en medios de comunicación y en las redes sociales han puesto de manifiesto el gran desconocimiento que existe en nuestra sociedad sobre el feminismo, sobre sus objetivos de justicia social, nada revanchistas. Esa ignorancia se alimenta con campañas de desprestigio contra los movimientos feministas, con bulos malintencionados y retrógrados, con argumentarios políticos basados en mentiras y tergiversaciones para avalar decisiones injustificables. Estas resistencias se muestran especialmente beligerantes con el lenguaje inclusivo que utilizamos para visibilizar lo femenino, para adaptarnos a las nuevas realidades y romper con los modelos tradicionales centrados sólo en lo masculino. Así observamos reacciones furibundas a la utilización de palabras como “presidenta” o “gerenta”, mientras se ha admitido sin complejos el uso de “asistenta” o “sirvienta”. Las mujeres hemos servido mucho pero hemos presidido muy poco. Un caso especialmente lamentable es la negativa del colegio profesional al que pertenezco a revisar con enfoque de género el lenguaje sexista utilizado en la reciente revisión de sus estatutos, que consolidan un lenguaje excluyente en el que las mujeres no tenemos cabida. Una decisión anacrónica defendida con vehemencia por quien representa a la institución y avalada por un colectivo mayoritariamente masculino, francamente decepcionante. Estas actitudes, que sí son claramente machistas, me animan a sumarme a la huelga porque sin duda queda una gran tarea por delante, aquí en nuestra tierra.

 

Termino como empecé: parece increíble que haya que explicar a algunas personas, a determinadas organizaciones, las razones para secundar un paro que hemos decidido las mujeres en 177 países. Hoy voy a estar con mis compañeras visibilizando todos nuestros  problemas, que no son pocos, que no son menos importantes. Con el colectivo onubense Mujeres 24H. Mujeres durante las 24 horas del día, mujeres en Huelga Feminista durante 24 horas, en Huelva.

 

Confío en que el éxito de la huelga haga realidad el lema que nos ha unido a todas: “si nosotras paramos, se para el mundo”. Espero que los hombres feministas se sumen a la gran manifestación de la tarde, apoyando, en la retaguardia. Porque lograr la plena igualdad es misión de las mujeres y de los hombres.

 

Alicia de Navascués Fernández-Victorio. Arquitecta y Urbanista

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
10 Comentarios
Fecha: Jueves, 8 marzo 2018 a las 17:44
ciudadano
Magdaleno, sera porque somos hombres con personalidad y que ante todo antes que la igualdad que me parece muy licito reclamarla, esta LA LIBERTAD DE EXPRESION. Ese es el problema del feminismo, que no se puede opinar en contra de esa corriente, de ahi que eso de luchar por la igualdad como que muchas personas no se lo creen. No sera que se quiere hundir al sexo masculino en favor del femenino? Hay estan los hechos, distintas pruebas fisicas para hombres y mujeresn(mas beneficiosas para ellas y aqui no dicen nada), permisos de maternidad y estancias con los [email protected] mas beneficiosas para la mujer que para el marido, y un largo etcetera.
Por tanto menos DEMAGOGIA y mas igualdad si, pero real y efectiva para TODO
Fecha: Jueves, 8 marzo 2018 a las 16:22
Magdaleno
Como se revuelve y se retuerce el patriarcado cuando una feminista abre la boca...
Fecha: Jueves, 8 marzo 2018 a las 15:14
Alejandro
Jiménez, y por qué se tiene que quedar ella dentro de la casa viviendo con su novio y con los niños, y no yo con mi novia y los niños y que ella pase esos 500 euros? No somos iguales?
Fecha: Jueves, 8 marzo 2018 a las 14:34
Marco
Llevamos más de 40 años de democracia, de ellos más de la mitad con gobierno de izquierdas y con el poder absoluto de sindicatos de izquierda y la pregunta es fácil.

Porque no se hizo nada al respecto ( salvo pequeños parches) y en los miles de convenios colectivos que negociaron los sindicatos porque no se habló por la igualdad feminista.

Todo suena a demagogia barata y coguer el tren.
Y los medios de comunicación que hoy no han trabajado sus presentadoras, porque no protestan por los programas machistas que ahí en sus parrillas, series casposas y películas españolas.
Lo dicho demagogia barata.
Fecha: Jueves, 8 marzo 2018 a las 14:08
Correcto
Me parece estupendo esas reivindicaciones, pero, ¿por qué no hay el mismo numero de hombres que de mujeres en los organismos públicos, consejerías, delegaciones y otros. Ahí ¿no hay "cremallera"?
Fecha: Jueves, 8 marzo 2018 a las 12:51
ciudadano
jimenez, es que una cosa es luchar por los derechos que por supuesto es legitimo y licito y otra cosa es hacer demagogia, como para mi opinion hace el movimiento feminista.
REPITO, que se pida IGUALDAD PARA TODO, incluso para las condiciones para una oposicion de ambos sexos, sobre todo en lo que al aspecto fisico se refiere¿ estaras de acuerdo conmigo en eso verdad?
Fecha: Jueves, 8 marzo 2018 a las 12:23
jime_nez
Alejandro, a ti no te ha echado nadie de casa, es la casa de tus hijos y tú ya no vives ahí porque no mantenéis relación matrimonial. Y la pensión es para que vivan tus hijos, al igual que gastabas antes cuando estabas esposado. Así que deja el drama.

Lo curioso también es que sea un día de reivindicación de derechos de las mujeres y ustedes os dediquéis a hablar de vuestro caso particular de hombres... Lo cual hace pensar, que tenéis una falta de sensibilidad acuciante. Mansplaining
Fecha: Jueves, 8 marzo 2018 a las 11:35
Alejandro
Yo me he separado y me han echado de mi casa con una mano atrás y otra delante, solamenye me he llevado un coche. Con dos hijos, y ganado 1.400 tengo que pagar 500 por los niños. Pienso que aquí no es igual la mujer que el hombre.
Ah, ella a los dos meses estaba viviendo en lo que yo he pagado durante 14 años con otro hombre. Sí... en ese dormitorio tan bonito que mi sudor me costó comprar.
Los jueces no tienen la misma vara de medir.
Actualmente me encuentro de alquiler y prácticamente malviviendo para llegar a final de mes.
igualdad para todo y para todos.
Fecha: Jueves, 8 marzo 2018 a las 10:56
Jijoju
Ciudadano, eso no te lo va a contestar. A mi si un dia me tienen que sacar de un incendio, por Dios que venga un bombero que pueda conmigo.
Vaya articulito cargado de demagogia. O articulita.
Fecha: Jueves, 8 marzo 2018 a las 09:35
ciudadano
Me parece perfecto que el movimiento feminista se manifieste para reinvindicar lo que ellos y ellas consideren justo. Pero para mi opinion personal( y lo voy a hacer a pesar de que corren el riesgo que se me tilde de machista), yo lo que apoyo es una igualdad real y efectiva para todo.
Por supuesto que si, para salarios igualdad y para las oportunidades. Pero pongo un ejemplo en el que deberia de haber igualdad y no la hay:
¿PORQUE PARA ACCEDER A UNA PLAZA PARA LAS FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD NO SE EXIGEN LAS MISMAS CONDICIONES PARA HOMBRES Y MUJERES? ¿PORQUE PRUEBAS FISICAS DISTINTAS PARA MUJERES Y PARA HOMBRES? Yo en este ambito por ejemplo tambien querria igualdad real y efectiva, creo que es lo justo. Igualdad rotundamente si, pero para TODO

© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress