Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Lorena Martín Montilla
Lunes, 29 enero 2018 | Leída 94 veces
COACHING EMPRESARIAL

Premios a los mejores errores

Marcar como favorita

“Si no lo ha hecho la competencia, no lo haremos nosotros”; “guarda la idea hasta que comprobemos si ha funcionado en otros mercados”; “apliquemos la misma estrategia que les funcionó a otras compañías en la misma situación”. Estas ideas, tan extendidas en el mundo empresarial, se alejan de la visión de los negocios como un deporte de alto rendimiento y, en este contexto, es necesario que los directivos y jefes de proyecto sepan que no hay que esquivar el riesgo sino saber gestionarlo. 

[Img #194019]Para conseguirlo, en el coaching empresarial y de negocios, proponemos un método diferente: premiar los mejores errores. No se trata de fomentar los fallos sino de reconocer las iniciativas bien planteadas que no consiguieron los resultados esperados ya sea por motivos internos o externos a la propia compañía. En la actual cultura del retorno inmediato del capital, hay que recordar que tan importante como la meta es el recorrido elegido para alcanzarla. Las buenas ideas y los proyectos nuevos tardan en consolidarse y si se ha descubierto el camino hay que seguirlo, aunque en el trayecto a veces se produzcan errores.

 

El objetivo es detectar en qué se puede mejorar, reconocer el trabajo bien realizado a pesar de las dificultades y fomentar que los empleados propongan iniciativas novedosas, un intangible esencial en los negocios pero poco desarrollado por el temor a fracasar. En estos reconocimientos a los mejores errores, podemos dibujar cinco categorías:

 

Premio a la estrategia de casi-venta. Ya sea por motivos internos o externos muchas ventas no consiguen cerrarse. Es importante que los equipos directivos sepan valorar no sólo el resultado sino toda la estrategia diseñada y el planteamiento seguido,pues en otra ocasión puede funcionar. El desacuerdo en las cifras no significa que el proyecto no esté bien planificado o que los objetivos no se ajusten a los intereses de vendedor-comprador/empresa-cliente.

 

[Img #194020]Premio a la idea más controvertida. Crear debate y buscar los puntos fuertes y débiles de un proyecto es una tarea esencial en el ámbito interno de cualquier empresa. Fomentar la participación de los empleados y escuchar distintas opiniones facilitará el análisis de las ideas que se proponen. Es importante implicar al mayor número posible de departamentos o áreas en el debate de un proyecto, desde ventas hasta marketing pasando por recursos humanos. El miedo al fracaso no debe ser un impedimento, pues el mayor fracaso será no intentarlo. Las mejores propuestas pueden surgir de los sueños que parecen imposibles y de las ideas que plantearon aquellos a los que llamaron locos.

 

Premio a la negociación mejor perdida. Son muchos los factores que influyen en una negociación: el lugar, el número de participantes, los intereses particulares, el tono de la conversación o los acuerdos previos. Es difícil dominar todos los elementos y al final de una negociación el balance puede ser positivo, correcto o negativo; pero si se han utilizado todos los recursos disponibles con la mejor disposición posible no es cuestión de hablar de“errores” sino de “puntos a mejorar”.

 

Premio al equipo que provocó al jefe. La comunicación vertical en las organizaciones es una de las claves del éxito, aunque en el trabajo diario es complicado mantener una relación fluida con los jefes y directivos. Si un equipo consigue hacer bajar del despacho a los superiores significa que sus proyectos no han pasado inadvertidos y son dignos de atención. Si es una buena idea, se propondrán los medios para llevarla a cabo; en el caso contrario, se perfeccionará para futuros proyectos. El error debe ser fuente de inspiración y de mejora; pues sólo aquel que propone falla, y sólo aquel que falla coge mayor impulso.

 

[Img #194021]Premio al desacierto mejor razonado. Tomar decisiones no es una tarea fácil, principalmente por la dificultad de anticipar las consecuencias o repercusiones de la medida adoptada. Lo importante, en estos casos, es seguir una lógica empresarial acorde con los valores, la misión y la visión de la compañía. Todas las acciones tienen un por qué y hay que esforzarse en entenderlo para valorar las iniciativas de la empresa. Es importante conocer el contexto y todas las variables que se tuvieron en cuenta en el momento de tomar una decisión porque sólo de esta manera seremos capaces de entenderla.

 

En el coaching empresarialayudamos al Equipo Directivo a gestionar y analizar estos equívocos y reorientarlos para que se conviertan en los mejores proyectos para su empresa. Se trata de acabar con la cultura del miedo que aboca a muchas compañías al cierre o a grandes pérdidas. Saber que el riesgo es una parte intrínseca en los negocios nos ayudará a sacarle el máximo provecho. La clave del éxito es convertir una crisis, una amenaza, en una oportunidad. 

 

[Img #194022]Y en ese camino de aprender de los errores, no se trata de ayudar a vender o a sumar resultados, sino de implantar una filosofía alternativa: vender para ayudar. Si antes eran las empresas las que contrataban a sus clientes, ahora son los usuarios los que contratan a las compañías. Ante el descenso de consumo, cualquier empresario debe reenfocar su estrategia, preguntarse qué puede hacer por los clientes, y fijarla como visión empresarial: buscamos tu historia. Unas historias que responden a las necesidades de cada persona pero que mantienen un elemento común: la gestión de los sueños. La empresa, la compañía, debe trabajar en hacer tangiblesesos sueños, propuestas que emocionen, interesen y hagan reaccionar. Esta cercanía y esta conexión entre empresa-cliente minimizará el riesgo y, por tanto, la posibilidad de fallar. Y, si es así, sumaremos ese error a nuestra lista de premiados para, en un futuro, convertirlo en el mayor de nuestros éxitos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress