Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Jueves, 25 enero 2018 | Leída 333 veces
Carta al director de USTEA

Comedores escolares de la Junta: Crónica de un desmantelamiento anunciado

Marcar como favorita

Es evidente la desidia mostrada por las/os responsables de la Delegación Territorial de Educación y Recursos Humanos en materia del mantenimiento de la calidad del servicio y salud de las/os trabajadoras/es de los comedores escolares con gestión directa en la provincia de Huelva.

En los meses que llevamos del curso 2017-2018 son varios los centros en la provincia que se han visto obligados a tener que cerrar el comedor escolar de gestión directa, por la falta de cobertura de sustituciones de las/os trabajadoras/es de las cocinas. El cierre por parte de los centros de este servicio es consecuencia de la sobrecarga laboral que sufren los/as empleados públicos que atienden un servicio que no cuenta con el personal suficiente para atender la demanda cada vez mayor que se produce en el mismo, y la lentitud por parte de las/os responsables en la cobertura de las sustituciones de las/os trabajadoras/es.


Esta situación no les coge de sorpresa ya que la causa de que se produzca el cierre del servicio, es conocido por las/os responsables de esta Delegación Territorial y de las/os representantes políticos de diferentes partidos en la provincia con quienes esta central sindical (USTEA),en numerosas ocasiones se ha reunido y les ha hecho llegar por escrito y a través de firmas apoyadas por Asociaciones de Padres y Madres de la necesidad, no sólo de la ampliación de la plantilla para poder atender al mayor número de usuarios que se produce en este servicio año tras año, sino a la reivindicación justa por parte de las/os trabajadoras/es de agilizar la cobertura de sustituciones no sólo por cuestión de salud sino, al tratarse de un servicio sensible por la relación directa que el mismo tiene para la conciliación de la vida familiar y laboral.


La Administración por cómo se comporta en el tratamiento de esta situación y su contínua dejadez lo único que demuestra, es su insensibilidad hacia sus trabajadoras/es, la falta de previsión y su intención de acabar con el servicio con personal propio para entregárselo en bandeja a empresas externas a las que están haciendo de oro.
 

 

José Gómez Ponce
Responsable de Organización de USTEA –ASP Huelva

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress