Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Agencias
Lunes, 4 diciembre 2017 | Leída 250 veces
en el juicio celebrado hoy en la capital onubense

Los dos jóvenes acusados de abuso sexual por internet aseguran que no extorsionaron a las menores

Marcar como favorita

17.50 h. Los dos jóvenes de 22 años de edad acusados de abusar sexualmente a través de Internet de dos niñas menores, de 11 y 13 años, cuando ocurrieron los hechos entre 2013 y 2014 y cuando ellos tenían entre 17 y 18 años, de las que presuntamente difundieron sus fotos y amenazaron vía WhatsApp, han reconocido que contactaron con ellas pero que nunca las extorsionaron.

Durante su declaración en el juicio que se ha celebrado en el Juzgado de lo Penal número 2 de Huelva, han señalado que conocieron a las niñas a través de un grupo de WhatsApp, pero desconocían que fueran tan pequeñas, ya que, según han remarcado, "estaban muy desarrolladas" físicamente.

 

No obstante, uno de ellos ha reconocido que sí envió fotos de una de ellas por WhatsApp "en un momento de enfado" y que luego se arrepintió, así como que consideraba que una de ellas era su novia y que "nunca" las extorsionaron para que les enviaran fotos.

 

Por su parte, la Fiscalía pide para estos jóvenes 12 años y ocho de prisión, respectivamente, y los acusa de varios delitos, entre los que destacan el de abuso sexual a través de Internet, de difusión de pornografía a menor de edad, de continuas amenazas, por utilización de menores con fines pornográficos y contra la integridad moral. Además les pide el pago de 6.000 y 4.000 euros respectivamente a las víctimas como responsabilidad civil.

 

El fiscal remarca en su escrito que los acusados, a pesar y a sabiendas que ambas eran menores y para satisfacer su líbido, comenzaron a enviarles mensajes de WhatsApp con el fin de mantener una relación sentimental y sexual con ellas.

 

En el transcurso de las conversaciones, que se prolongaron durante meses, uno de ellos le solicitó a una de las niñas que le enviara fotos en ropa interior, consiguiendo su propósito en una ocasión. No obstante, cuando la menor se negó a enviarle más fotos y vídeos, el acusado se enfadó y comenzó a amenazarla con difundir el material, llegando a enviarle fotos de la otra niña de la que sí había conseguido que se las enviara. En concreto, de ésta sí llegó a difundir imágenes desnuda a numerosas personas.

 

El otro acusado le pidió varias veces a la niña de once años que fueran novios y que quedaran para mantener relaciones sexuales, consiguiendo que ésta quedara con él pero finalmente sin realizar ningún acto sexual, por lo que la amenazó.

 

Respecto a la otra chica, de 13 años, consiguió que ésta le enviara fotos tras decirle que eran novios y que no las difundiría, y al negarse a mantener relaciones sexuales, la amenazó con el mensaje "cabréame y verás".

 

Al primero, el fiscal le imputa los delitos de abuso sexual a través de Internet, otro de difusión de pornografía y otro continuado de amenazas hacia la menor de 11 años, mientras que hacia la de 13, lo acusa de un delito de utilización del menor con fines pornográficos y otro contra su integridad moral.

 

Al segundo acusado, el Ministerio Fiscal lo acusa de un delito de abuso sexual a través de Internet, de tenencia de pornografía infantil y de amenazas condicionales hacia una de las menores, mientras que hacia la otra le imputa un delito de utilización de un menor con fines pornográficos y otro de amenazas.

 

A su vez, pide para el primero la imposición de la medida de libertad vigilada durante cinco años para su cumplimiento posterior a la pena de prisión, así como 15 años de prohibición de comunicación con las niñas y de aproximación no inferior a 200 metros, y para el segundo cuatro años de libertad vigilada tras cumplir la pena y doce años de prohibición de comunicarse con ellas.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 5 diciembre 2017 a las 06:43
jime_nez
Siento el juicio paralelo, pero si la defensa se basa en normalizar actitudes machistas, acosadoras, con el argumento de "que no las extorsionamos, nos comportamos como se comportan la gran mayoría de machirulos de huelva", mal vamos, Y menos aún escudándose en que supuestamente tenían vínculos sentimentales, como si eso diera derecho a martirizar a alguien... Ojalá haya condena ejemplarizante.

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress