Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ricardo Ubric
Lunes, 13 noviembre 2017 | Leída 148 veces

Esto es muy largo

Marcar como favorita

Ya decía el ‘sabio’ Luis Aragonés que las ligas se deciden en los diez últimos partidos. Lo malo es que en las últimas temporadas el Recre no ha podido luchar en ese tramo final por nada más que la permanencia. Pero si esta campaña, y plantilla hay de sobra para ello, llega con vida al ecuador de la segunda vuelta, la afición ya ha demostrado que llevaría en volandas al Decano a disputar el ‘play-off’. Hay que ser cautos, porque en el fútbol al que saca pecho se lo acaban metiendo para adentro, pero también se puede soñar con cotas altas porque tiempo hay.

Se perdió un precioso tiempo en las 12 primeras jornadas y el volantazo con el despido de Javier Casquero tendría que haberse hecho un poco antes. Ahora ya el Recre va un poco a contrareloj y no tiene demasiado margen de error. Pero vista la igualdad y mediocridad de la categoría, ha sido ganar dos partidos seguidos y recortar de diez a cinco puntos la distancia con los puestos nobles. El descenso sigue a sólo dos puntos de distancia, pero si somos sinceros todos miramos hacia arriba la clasificación y parece una broma de mal gusto pensar que con lo que queda por delante el Decano se va a tener que conformar con lograr la salvación con menos apuros que en los dos últimos ejercicios. No hay que volverse locos porque sólo se han ganado dos partidos, pero este equipo tiene todavía bastante margen de mejora, ni de lejos ha dado su mejor nivel, y Ángel López, el nuevo técnico, simplemente se está encargando de ir dotando al Recre de un estilo propio y de que cada futbolista haga lo que sabe sin ponerse a hacer probaturas de pretemporada ni inventos.

 

Al Decano le sigue faltando un canalizador de juego en el centro del campo para tener más pausa a la hora de elaborar. Carlos Calvo no ha acabado de encajar en ese perfil y Traoré y Rafa de Vicente tienen peso para conducir el balón, pero les falta un poco para ser esos jugadores que den el último pase. Tampoco ha explotado Gorka Santamaría y en la banda Núñez, por arrojo, se ha ganado merecidamente el puesto y mucho tendrá que sudar Santi Luque para recuperarlo. Lazo ha recuperado el tono de inicio de la temporada en estas dos últimas jornadas, pero debe quitarse de encima esa ansiedad de cara al gol y ser algo menos egoísta en los metros finales. Boris Garrós lo hace todo bien (sacrificio y movimientos, aunque ahora no está viendo puerta) y Nacho Monsalve se ha asentado en el puesto que quizás estaba haciendo más aguas desde los albores del campeonato, el del lateral zurdo. Además, el Recre tiene sin duda a uno de los mejores porteros de la categoría, así que por lógica la resultante de todo ese potencial colectivo es que vaya a más y al final de la primera vuelta liguera esté ya cerca de donde quiere y tiene que estar.

 

Y lo de la afición no tiene razón de ser. Ni siquiera en superiores categorías se veían apenas desplazamientos tan masivos como los de este domingo a Córdoba. Y todo eso teniendo en cuenta que el club albiazul está asfixiado económica y con su equipo rozando los puestos de descenso. Al Nuevo Colombino siguen, además, yendo más de diez mil aficionados de media a cada partido cada 15 días. Hubo tímidos pitos a Casquero, pero prácticamente ninguno a los futbolistas, y es que la afición está a muerte esta campaña con el equipo. Ha sufrido tanto en los últimos años que prácticamente lo perdona todo y tiene muchas ganas de disfrutar con el Decano en la zona alta. Lo de ascender ya es un reto más complicado, pero al menos se ha ganado el derecho a que su equipo compita, se deje la piel y esté siempre en la zona media-alta. Es lo mínimo con el plantel que hay. Y seguro que si aunque sea en la última jornada el Recre se mete cuarto en la clasificación en los ‘play-offs’ nadie quería tenerlo enfrente. Sería un rival al que, al margen de su historia y su masa social, le tendrían mucho respeto por aquello de ir de menos a más.

 

De todas maneras eso es hacer las cuentas de la lechera y no se puede vender la piel del oso antes de cazarlo. Repito que esto es muy largo, que sólo se han ganado dos partidos y que ni antes éramos tan malos ni ahora tan buenos. El calendario ahora exige ante el Marbella y el San Fernando, las revelaciones del último mes liguero. Pero el Decano también anda bien y debe seguir aprovechando el ‘efecto Ángel López’, la implicación de la afición y el hecho de que varios de sus futbolistas estén despertando, porque lógicamente también hay que apretarles y yo al menos tengo clarísimo que Casquero no era el único culpable del fracaso de esas 12 primeras jornadas. Ya se empieza a ver el Recre que todos queremos, pero hay que seguir limando varios aspectos. No se pueden fallar tantas ocasiones claras (aunque también es verdad que lo importante es crearlas), así como tampoco tu portero puede ser el más destacado en varios partidos (Écija, Villanovense, Córdoba B…). Hay que ser más sólidos, presionar más arriba y ser un puñal por ambas bandas. Se ha recobrado la ilusión y esperemos que siga la racha. Puede ser el año. Ya lo merece el Decano. Sin hacer ruido hay que seguir escalando puestos en la tabla.

 

 

Aunque sólo se diga con la boca pequeña, el objetivo del Ayuntamiento de Huelva, dueño del club, y de Eurosamop, gestor económico y deportivo durante diez años, es ascender a ser posible ya esta temporada. El fútbol en Segunda B, y más con la deuda de caballo que tiene el Decano, no es rentable, así que o se sale pronto del pozo o esto puede ser nadar para morir en la orilla. Nadie quiere morir de aburrimiento y al menos en lo deportivo se han puesto todas las mimbres para dar muy pronto el salto de categoría (no se sorprendan si en el mercado invernal llegan otros dos o tres refuerzos de nivel). En lo institucional el asunto sigue sin pintar demasiado bien y el ansiado acuerdo con Hacienda no llega. Al menos espero que no se sigan dando fechas que nos hagan albergar falsas esperanzas. Es un tema demasiado peliaguado como para jugar a adivino y a dar palos de ciego. La afición exige seriedad, realismo y sinceridad. Pocas veces se la ha visto tan unida a su club como ahora. El tópico de remar todos juntos en la misma dirección se está cumpliendo como nunca. Es digno de alabar. Es un plus con el que casi nadie cuenta en Segunda B. Aprovechémoslo.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress