Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ricardo Ubric
Martes, 26 septiembre 2017 | Leída 525 veces

Casquero necesita lo que el Recre no le puede (o debe) dar

Marcar como favorita

Como en un calco de lo que sucedió con Sergi Barjuan hace un lustro, a Javier Casquero el Recre le está sirviendo como banco de pruebas para relanzar su carrera y coger experiencia. Pero al Decano, pese al innegable salvavidas de Juanma López, no le valen ahora experimentos sino que tiene que aspirar sí o sí al ascenso por presupuesto, potencial de la plantilla y por la ilusión de una masa social de sombrerazo. Después de seis jornadas hay dudas y se está pidiendo paciencia. El talaverano tiene a la zona noble de su parte y le van a dar casi todo el tiempo del mundo. El tiempo, ese preciado don que el club albiazul no tiene, o no debería tener.

La botella media llena: el Recre sólo está a cuatro puntos de la zona de ‘play-off’ de ascenso pese a que tiene una plantilla totalmente nueva (sólo Rafa de Vicente está entrando en las alineaciones respecto a la pasada temporada) y un cuerpo técnico sin experiencia; la afición va a ganar muchos puntos en el Nuevo Colombino y la conexión con el equipo es total y ausente de toda crítica; las bandas del Decano, con Carlos Lazo y Santi Luque, son de largo las mejores de la categoría; el equipo sólo ha perdido un partido, ha visto puerta en los seis que ha disputado y acumula cinco jornadas seguidas sin caer derrotado; muchos jugadores llegaron fuera de forma y con el paso de la competición van a dar seguramente un mejor rendimiento… La botella medio vacía: el Recre sólo está a tres puntos de los puestos de descenso; el equipo ha encajado algún gol en cinco de las seis jornadas ligueras y además sólo ha sido capaz de ganar un partido pese a que se ha enfrentado a rivales que están abajo como el Badajoz o el Lorca Deportiva, al margen que la Balona se quedó con un futbolista menos y ni siquiera le creó peligro; Casquero no cuenta con jugadores onubenses en sus planteamientos, algo que a la larga puede quemar a la afición; puede que el vestuario no sea una balsa de aceite porque porque cada fin de semana se van a quedar tres o cuatro futbolistas (algunos de ellos de peso) fuera de la convocatoria…

 

Quizás falte la regularidad de Cantero en el lateral izquierdo, y más viendo las dudas que está ofreciendo Casado, y quizás también entre líneas la visión de juego y el criterio de Miguelito habría sido muy válido para un conjunto que a veces tiene demasiados espacios en el centro del campo, lo que imposibilita que le lleguen muchos balones a Boris Garrós y a Gorka Santamaría. Pero bueno, hay que ser más optimista que pesimista porque con el potencial ofensivo del equipo siempre va a crear varias ocasiones, y si aprieta algo más los machos en defensa tendrá muchas más opciones de ganar que de perder los partidos.

 

Coincido con Casquero en que el Decano merecería llevar al menos cuatro puntos más en el campeonato, pero también creo que anda algo verde en alguno de sus planteamientos y que no deberíamos tener una paciencia infinita con él. Porque, por ejemplo, ya hubiesen querido José Domínguez, Alejandro Ceballos o Juan Manuel Pavón tener una plantilla como la suya. Sin ir más lejos, las de las dos últimas temporadas, que pienso que todos coincidimos en que eran infinitamente peores a la actual, tanto en calidad como en cantidad, sólo llevaban un punto menos que en la actualidad a estas alturas del campeonato. Es cierto que ahora las sensaciones son bastante diferentes y que este equipo sólo puede crecer y no ha dado ni el 50% de lo que se le presupone, pero en el fútbol no vale con hacer conjeturas, ni con esperar que se cumpla la lógica, ni con confiar en que el paso de la competición va a hacer que sí o sí el Recre esté arriba.

 

Hay que reaccionar ya, aunque no sea fácil con el Écija y el Extremadura en el horizonte. Hay que empezar a ser críticos con la plantilla y con Casquero. Seamos objetivos: todo lo que no sea estar esta campaña entre los cuatro primeros será un fracaso y una decepción. Potencial hay sobradamente para ello. Ha venido todo lo que se quiso que viniera. Y si la afición sigue respondiendo, que no parece haber dudas para ello, y encima los jugadores están al día en los pagos, no queda otra que empezar a ver ya al Decano en la zona alta de la tabla.

 

Casquero pide tiempo porque, según él, la pretemporada se empezó algo tarde y la plantilla es nueva y necesita acoplación. Pero el Recre no tiene, o no debería tener tiempo. Como lo de Hacienda parece ser una milonga política para seguir ganando tiempo (aunque el periodismo de bufandeo y de egos de esta ciudad no quiera verlo en muchos momentos así), la única solución que se atisba para que el Decano tenga un horizonte halagüeño es ascender pronto a Segunda División. Juanma López ha prestado más de un millón de euros. Pero si no sube esta temporada a la categoría de plata le va a dar exactamente igual. Ya recuperará ese dinero (está firmado así), y además sacará más con traspasos de futbolistas interesantes que ha traído él y que ya están empezando a brillar en el apartado individual en el presente ejercicio. Casquero lógicamente preferirá que le vaya bien para engordar su currículum y utilizar al Recre como trampolín, pero tampoco se le acabaría su reputación si no logra su objetivo de tener arriba al club onubense porque puede poner después mil y una excusa y es un hombre con un buen cartel en el mundillo futbolístico (como le sucedía a Sergi, que después entrenó en varios clubes más).

 

Así que aquí el que más se juega es el Recre y el Ayuntamiento de Huelva, que seguirá enredando con que el club está a la venta para el que quiera llegar y después le hará un traje a medida al que a ellos les interese porque no van a arriesgar teniendo las elecciones ya a poco más de año y medio de distancia. Eurosamop no peleó en igualdad de condiciones con el resto de mortales para hacerse con el club albiazul y aquí casi nadie pía. La oposición política lo ha hecho de manera demasiado tibia y los ciudadanos quieren fútbol, el opio del pueblo, aunque les vayan a arrebatar así como el que no quiere la cosa casi siete millones de euros para arreglar lo de Hacienda en octubre. Como suele decirse, tenemos lo que nos merecemos. Todos. Confiemos, porque no queda otra, en que lo deportivo vaya bien, porque de lo demás, y aunque lógicamente es de largo lo más importante, yo no me fío un pelo y nos venderán la moto que nos quieran vender. Y encima nos tenemos que callar por aquello de las cláusulas de confidencialidad. Quien algo oculta, algo teme... Casi siempre nos dicen medias verdades y apenas hay transparencia. Esperemos que a Casquero le vaya bien porque si no menudo papelito tendrían por delante Gabriel Cruz, Manolo Zambrano o Manolo Toledano, ya que no podrían echarlo porque el que les ha sacado para este año las castañas del fuego ha sido Juanma López, que tragará carros y carretas para que su representado siga aquí por los siglos de los siglos. Es el que manda y el resto están atados de pies y manos esperando las llamaditas desde Madrid. Eso es así. Lo han fiado todo a él, así que a ver cómo resulta todo.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Sábado, 30 septiembre 2017 a las 19:02
onubense
Lo calca aquí y en el anterior, no se puede expresar más claro el empanamiento general, el oscurantismo y el aprovechamiento político del club; en mi caso pienso igual, como no suba el equipo este año, volverán los problemas, aumentados.
Los políticos están disparando con pólvora ajena, haciendo de pseudodirectivos, y los onubenses pagaremos, tarde o temprano. Si subimos, que ojalá sea así, el negocio-espectáculo salvará al club. Somos el decano, por algo será.
Fecha: Miércoles, 27 septiembre 2017 a las 08:21
Pillado
O sea que pasas de el al menos en lo deportivo no nos han engañado, al este es lo mismo que la transparencia de Gaby.

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)