Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

huelva24.com
Martes, 19 septiembre 2017 | Leída 39 veces
cocina y salud

Consideraciones previas a hacerse antes de comprar una licuadora

Marcar como favorita

Una licuadora nos permite hacer todo tipo de zumos o purés para empezar a cuidar nuestra salud. Aunque siempre podemos hacerlos en una clásica batidora, con las licuadoras facilitaremos este proceso al máximo; y es que, con tan sólo pulsar un botón y elegir la velocidad correspondiente (en el caso de que en el modelo en cuestión se pueda seleccionar), lograremos el resultado esperado.

Podemos decantarnos por la compra de una licuadora Philips, Ufesa, Moulinex, Sogo, Kenwood… entre otras muchas. Cada una de estas marcas puede tener más de un modelo que también debemos considerar.
Para saber qué opción es la que tenemos que elegir, nosotros te recomendamos que eches un vistazo a estos criterios:


¿En qué debemos de basarnos para elegir una licuadora?


Potencia: La mayoría de los modelos de licuadoras trabajan con una potencia comprendida entre los 200 y los 600W, funcionando bastante bien y adaptándose a lo que normalmente buscamos en este tipo de aparato. Sin embargo, si queremos tratar con un alimento más bien duro, no te recomendamos las licuadoras de 200W, ya que se nos pueden quedar un poco cortas. Podemos establecer [Img #185862]que las potencias más elevadas están reservadas a aquellos aparatos ideados para licuar frutas o verduras muy duras. También hay que considerar que cuando mayor sea la potencia, mayor será el consumo energético asociado.

 

Capacidad: En cuanto a la capacidad, normalmente elegiremos un valor lo más alto posible. Sin embargo, en el caso de que en la familia tan sólo seamos un par de personas, es posible que nos convenga más un modelo compacto, más que nada para que no ocupe demasiado espacio. En principio, con una capacidad de entre 1-1,5L debería de ser más que suficiente. Si somos una familia numerosa y todos vamos a tomar nuestros zumos, podemos subir un poco la capacidad, llegando de entre los 2 a los 2,5L.


Ancho de la boca: Este criterio suele pasar desapercibido, lo que se considera un completo error. Y es que no será lo mismo, poder añadir frutas enteras que el hecho de tener que estar cortándolas en trozos pequeños. Cuanto más ancha sea la boca de la licuadora, más tiempo ahorraremos mientras la usemos.
Ahora bien, recuerda que la fruta siempre se ha de introducir pelada, nunca con piel.


Mantenimiento: La limpieza de este tipo de aparatos es uno de los puntos clave a la hora de hacer nuestra selección. Y es que, si eliges un modelo que se considera complicado de limpiar, lo más probable es que tan sólo lo uses una vez y que luego te olvides completamente de él. Apuesta por un modelo que te deje desmontarla y lavarla sin complicaciones, incluso hasta poder introducir las piezas en el lavaplatos si fuera posible.


Materiales: Elige un modelo que se haya fabricado en materiales de gran calidad, a poder ser acero inoxidable.
Sigue estas claves y podrás hacerte con la licuadora perfecta para tu hogar.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)