Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Viernes, 25 agosto 2017 | Leída 373 veces
confidencial

El runrún: Sangre de funcionario para pedir seguridad

Marcar como favorita

A día de hoy, una de las reivindicaciones más importantes del colectivo de funcionarios de prisiones es que se tomen las medidas necesarias para erradicar las agresiones por parte de internos. Para ello es preciso que la administración penitenciaria asuma determinados retos que aún no ha afrontado. Y les va a costar sangre.

Precisamente por eso, porque muchas de sus peticiones llevan cayendo en saco roto desde hace demasiado tiempo, el sindicato que agrupa a buena parte de los empleados públicos que desarrollan su labor en las cárceles, Acaip, he decidido dar un paso más y emprender una campaña tan llamativa como simbólica: realizarán cientos [Img #184498]de donaciones de sangre en todas las provincias españolas. La iniciativa lleva por nombre ‘Cada agresión, una donación', y se extenderá durante toda la semana hasta el día 1 de septiembre. En Huelva, los representantes sindicales de Acaip  acudirán al centro de donación situado en el Hospital Juan Ramón Jimenez, este mismo lunes a las 10.30 horas. Esta campaña solidaria se ha hecho coincidir con la operación retorno de vacaciones del mes de agosto, cuando a causa de los accidentes de tráfico se hace más necesario este importante gesto. El objetivo, nos cuentan quienes lo organizan, es realizar tantas donaciones de sangre como agresiones han sufrido durante el pasado año, que fueron según los datos oficiales del Gobierno 360. Desde aquí, nuestra enhorabuena al sindicato por convertir este lamentable registro en salud para el resto de ciudadanos.

 

Ni rastro de la avioneta anti Lgtbi. ¿Recuerdan el enfado que mostraron hace unos días determinados miembros del PSOE onubense a raíz de la posibilidad de que la avioneta de Hazte Oír sobrevolara las playas onubenses con su mensaje en contra de la transexualidad? Pues ya sabrán que sus temores eran infundados, ya que la organización ultraconservadora no tenía especial interés en adoctrinar –si podemos denominarlo así– a quienes disfrutamos de nuestra costa. El llamado #HOBus Aéreo ha sobrevolado hasta la fecha varias playas de Cádiz, Málaga y Granada, entre las que se encuentran Sotogrande, Marbella, Nerja, Fuengirola, Mijas, Benalmádena, Torremolinos, Málaga, Almuñécar, Motril y la costa almeriense, para continuar por el litoral de la Comunidad Valenciana. No llegaron, como vemos, a Huelva. Ya en Cádiz encontraron cierta hostilidad, por ejemplo, en El Puerto de Santa María, donde precisamente el gobierno tripartito de PSOE, la marca portuense de Podemos e IU, impidió que se impartiera en un centro cívico de la localidad la charla titulada ‘La rebelión cívica: ante la dictadura de género y la ley mordaza Lgtbi', programada para este mismo viernes; prohibición que fue calificada de totalitaria por parte de los interesados. Afortunadamente, ninguno de nuestros municipios tuvo que enfrentarse a esta tesitura, pero... ¿se habrían atrevido ayuntamientos como el de Almonte, Punta Umbría o Lepe a prohibir una de estas charlas?

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress