Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Miércoles, 23 agosto 2017 | Leída 471 veces
confidencial

El runrún: Una protección muy dudosa

Marcar como favorita

Tras el fatídico atentado sufrido en Barcelona el pasado jueves 17 de agosto por parte de un grupo de yihadistas las ciudades españolas han decidido tomar medidas de precaución para evitar situaciones similares donde un vehículo, en el caso de Barcelona fue una furgoneta, acceda fácilmente a una calle peatonal atropellando a los viandantes que se encuentren en ella.

[Img #184386]Madrid, Barcelona y Alicante han situado pesados maceteros en las zonas céntricas y de gran afluencia como la estación de trenes de Sants en la ciudad condal para que impidan a cualquier vehículo de grandes dimensiones pueda acceder. Nuestra capital no se ha quedado atrás y también ha decidido colocar maceteros en las zonas del centro de la capital como el acceso a la calle Concepción por las calles Méndez Núñez y Plus Ultra o el acceso a la Gran Vía. Sin embargo, los maceteros han creado una controversia entre los ciudadanos onubenses pues opinan que, o no son de una envergadura capaz de frenar un pesado vehículo de cuatro ruedas o dejan demasiado espacio por el que se podría colar hasta un camión de grandes dimensiones. Muchos han sido los comentarios que nos han llegado criticando, no la medida adoptada, sino su efectividad. Y es que en esta foto se puede apreciar que, entre la última maceta situada a la derecha de la imagen y el comercio que se encuentra a ese lado de la calle podría caber perfectamente un [Img #184387]vehículo casi de cualquier dimensión. Tampoco parecen mucho más efectivos los maceteros colocados en los soportales de la Gran Vía, que al carecer de anclajes –como los de la entrada a la calle Concepción– son fáciles de mover sin demasiado esfuerzo. Es evidente que cualquier medida es buena para evitar desastres como el de Barcelona y buena prueba de ello son los bolardos situados en las principales entradas al centro de Huelva, pese a que buena parte de ellos se encuentren ocultos a ciertas horas del día, aunque conlleve sus riesgos, para agilizar la entrada y salida de camiones que surten de todo tipo de mercancía al centro.

 

La alegría de una 'chica Hermida'. Muchos onubenses se han felicitado hoy al ver por fin el cambio de nomenclatura del tramo de la calle Aragón más próximo a la Merced, que desde ahora llevará el nombre del que probablemente sea el comunicador más importante de la historia de la televisión en nuestro país. No es necesario repasar una vez más el curriculum de Jesús Hermida y cómo su arrolladora personalidad ha marcado a más de una generación de españoles, además de a los periodistas que tuvieron la fortuna de compartir muchos años de carrera profesional con el maestro. Es el caso de Nieves Herrero, que como muchos sabrán tiene la localidad de El Rompido como lugar de veraneo y que hoy ha mostrado su satisfacción por la noticia a través de su cuenta de Twitter.

 

El Recre, contra los avisperos. Sabemos desde hace tiempo que en el Recreativo de Huelva combaten problemas a diario de todos los colores. En los económico muchísimos, en lo organizativo también y en todo tipo de capítulos. Uno de ellos es el mantenimiento del estadio Nuevo Colombino, de titularidad municipal. “Es cierto que hay partes del estadio han estado en mal estado, sobre todo por el abandono de la limpieza desde hace bastante temporadas. Con los medios y las posibilidad que tiene el club se ha hecho poco a poco algunas cosas", ha dicho Jesús Pulido, portavoz del consejo, en Onda Cero. Uno de los problemas que presenta el recinto deportivo es la gran afluencia de avisperos, algo sobre lo que muchos aficionados se han percatado. "Junto antes del partido del Cádiz se había fumigado la zona, pero siguieron apareciendo. Esperemos que con los tratamientos que se están aplicando se pueda erradicar de una vez por todas“, añadió Pulido. Esperamos que en el coliseo albiazul no haya picaduras de insectos y que sean los futbolistas los que piquen al rival con sus goles.

 

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)