Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Esperanza Gómez Harriero
Sábado, 8 julio 2017 | Leída 149 veces
psicosalud

Los principales determinantes de la felicidad y la miseria

Marcar como favorita

Acaba de salir publicado el quinto Informe Mundial de la Felicidad realizado por la ONU. En él se recogen datos de los países miembros sobre la felicidad (entendida como satisfacción vital) de las personas que habitan en ellos. El objetivo es poder guiar las diferentes políticas estatales ya que, en teoría, lo que todo gobierno quiere es el bienestar de sus ciudadanos.

Para ello, se necesita conocer las causas de la felicidad y la miseria. Según los datos recogidos por la ONU de países como Inglaterra, EE.UU. o Australia, la felicidad es causada por muchos factores, como el ingreso económico, el empleo, la salud y la vida familiar. Ahora bien, la pregunta es la siguiente: ¿en qué medida cada uno de estos factores influye en la felicidad? O, en otras palabras: ¿hasta qué punto la variación de cada uno de los factores explica la variación global de la felicidad?

 

[Img #181080]La felicidad y el ciclo vital

Cuando somos adultos, nuestra felicidad depende en gran medida de nuestra situación de adultos: nuestra situación económica (ingresos, educación, empleo), nuestra situación social (si tenemos pareja o no, otras relaciones, si estamos involucrados en algún tipo de actividad delictiva) y nuestra salud (física y mental).

 

Todo esto depende en parte de nuestro desarrollo intelectual, conductual y emocional siendo niños/as, que a su vez depende de la familia y la escuela. En estos aspectos existe un margen en el que las políticas pueden influir para bien o para mal.

 

Factores más influyentes en la felicidad de países occidentales

Según los datos recogidos (siempre subjetivos), la enfermedad mental diagnosticada emerge como un factor más importante que los ingresos, el empleo o la enfermedad física. Esta última también es relevante, pero en ningún país supera la importancia de la salud mental.

 

Tener una pareja o alguien con quien compartir la vida igualmente es un factor crucial. La educación, por su parte, tiene un efecto positivo en todos los países, sin embargo, no es en absoluto el factor explicativo más poderoso por sí solo. Según los datos, los ingresos son considerados más importantes en la felicidad que la educación.

 

[Img #181082]Factores de riesgo que predicen la infelicidad

Los factores que más pueden influir en las personas a la hora de sentirse desdichados son la pobreza, el desempleo, la falta de pareja o un/a compañero/a de vida, la enfermedad física y la enfermedad mental. Si elimináramos cada uno de estos factores (solo uno cada vez), ¿cuánta miseria podría reducirse? Según el informe de la ONU, los datos son estos:

 

  • Que todas las personas vivan por encima del umbral de la pobreza reduciría la infelicidad un 1.71% en EE.UU., un 1.32% en Australia y un 0.81% en Inglaterra.
  • Eliminar el desempleo bajaría la miseria un 0.32% en EE.UU., un 0.29% en Australia y un 0.41% en Inglaterra.
  • Si todas las personas que lo deseen tuvieran pareja o compañero/a de vida, se reduciría un 1.46% en EE.UU., un 1.74% en Australia y un 1.9% en Inglaterra.
  • Eliminar la enfermedad física haría descender la infelicidad un 0.54% en EE.UU., un 1.94% en Australia y un 1.14% en Inglaterra.
  • Acabar con las enfermedades mentales reduciría la infelicidad un 2.35% en EE.UU., un 2.06% en Australia y un 2.17% en Inglaterra.

 

Llama la atención, una vez más, que sea la salud mental el factor más relevante para aumentar el bienestar o disminuir la infelicidad. Claramente, ninguno de estos problemas puede ser totalmente eliminado, entre otras razones debido al coste que supone. Sin embargo, podemos preguntarnos cuánto costaría lograr esto por diferentes vías. Y los datos en, por ejemplo, Inglaterra nos dicen que la más barata de las políticas que se podrían aplicar es el tratamiento de la depresión y los trastornos de ansiedad, justamente el factor de riesgo que más infelicidad causa entre la población.

 

Por otra parte, debemos tener en cuenta que ninguno de estos datos pertenece a España, y que la percepción de las personas que habitan cada país depende de sus circunstancias.

 

[Img #181081]Los efectos de la familia durante infancia

Es importante destacar que muchos de los problemas de la edad adulta pueden remontarse a la infancia y la adolescencia. Entonces, ¿qué aspectos del desarrollo predicen mejor si un adulto estará satisfecho con la vida?

 

Tres dimensiones parecen clave en el desarrollo de los/as niños/as: el desarrollo intelectual, la dimensión conductual y la salud emocional. El predictor más fuente de una vida adulta satisfactoria no son las calificaciones escolares, ni mucho menos, sino una combinación de la salud emocional y el comportamiento del/a niño/a.

 

Según los datos obtenidos, el estilo parental influye en estos dos factores. El compromiso y la participación de los padres con sus hijos/as (por ejemplo, en la lectura y el juego), es inmensamente valioso, mientras que la crianza agresiva (golpear o gritar) agrava el mal comportamiento. El conflicto entre los padres es también perjudicial para el comportamiento de los/as niños/as.

 

Y parece ser que lo peor de todo para la salud emocional y el comportamiento de los/as niños/as es la salud mental de la madre o del padre (los resultados sugieren que la salud mental de la madre es más importante, probablemente debido a que siguen siendo las mujeres quienes más participan en la crianza de los/as hijos/as).

 

Los efectos de la escuela

Claramente, la familia importa. ¿Qué pasa con el efecto de las escuelas? En la década de 1960, el Informe Coleman en Estados Unidos nos dijo que el efecto de los padres importaba más que el de las escuelas, pero desde entonces la opinión ha cambiado. Los datos confirman firmemente la importancia de la escuela a la que se acuda durante la infancia, y también la de los maestros y profesores que tengamos durante primaria y secundaria. Estos no solo influyen en el rendimiento académico, sino también en la felicidad de los/as alumnos/as.

 

Infancia y comportamiento delictivo

Si observamos cómo el desarrollo infantil afecta a la delincuencia, encontramos que el número de crímenes cometidos por una persona se ve afectado por el desarrollo infantil. Cuanta más educación, menor es la tasa de delincuencia.

 

[Img #181083]Comparaciones sociales

Muchas veces las personas comentamos con sorpresa cómo, una vez alcanzados ciertos ingresos y nivel educativo, la felicidad no parece seguir aumentando de forma lineal. Pero en realidad no es ningún misterio. Hay evidencia de que las personas comparamos nuestros ingresos con otras personas y, si otras se hacen más ricas, nos sentimos infelices. Esto se confirma en el estudio de la ONU: el efecto de los ingresos de otros tiene un efecto negativo en la felicidad.

 

Conclusiones

Para concluir, en cualquier país de los analizados, la salud mental explica más la variación de la felicidad en los países occidentales que los ingresos. En ninguna parte la enfermedad física es una fuente mayor de miseria que la enfermedad mental.

Del mismo modo, si volvemos a la infancia, los factores clave para el futuro adulto son la salud mental del cuidador principal y el ambiente social de la escuela primaria y secundaria.

Como vemos, las implicaciones para la política son trascendentales.

 

Referencias

Revista Infocop

Chapter 5: THE KEY DETERMINANTS OF HAPPINESS AND MISERY

 

[email protected]

Esperanza Gómez Harriero

www.esperanzaharriero.com

https://www.facebook.com/EGHarriero

Twitter: @EGHarriero

Telegram: telegram.me/egharriero

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress