Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ricardo Ubric
Viernes, 16 junio 2017 | Leída 771 veces

Con la mosca detrás de la oreja

Marcar como favorita

Qué poco se está analizando con voz crítica la llegada del grupo inversor Moody Investments al Recre. El Decano tiene ya prácticamente nuevo dueño, a expensas de que la mesa de contratación le dé el visto bueno a comienzos de la próxima semana, y a ciencia cierta tampoco sabemos si Vicente Simón y la gente que venga con él son un clon de Pablo Comas y Gildoy o si, por el contrario, tienen solvencia a nivel económico y son serios y correctos a nivel personal y profesional. Tenemos tantas ganas de que el club onubense vuelva a volar alto y a tener una normalidad en el día a día que probablemente se nos olvida mirar las cosas con cierta perspectiva.

Y si llevamos varios meses (o algunos incluso años) denunciando las tropelías de Gildoy, ahora lo más lógico y ético sería que también deberíamos mirar con lupa el desembarco del nuevo propietario para no volver a tropezar en los mismos errores. Para empezar, es cierto que pinta medianamente bien que el Ayuntamiento de Huelva vaya a asegurarse de que Moody Investments ponga de golpe y porrazo más de diez millones de euros al aterrizar, y más teniendo en cuenta que el club ha rozado dos años seguidos descender a Tercera División y está embargado, mientras que Gildoy nunca se supo si puso o no puso tres millones y encima tenía por delante un proyecto con menos deuda y con serias opciones de luchar a medio y corto plazo por subir a Primera.

 

Así que a priori esta gente llega con mucho más músculo. Eso sí, hay que intentar tenerlo todo bien atado y estar muy vigilantes, y el tema de que la sociedad tenga su sede en Panamá a mí al menos me escama un poco. Hay que concederle a cualquier persona o empresa el beneficio de la duda y el don de la oportunidad, pero es que después de lo que hemos sufrido con dos engañabobos como Víctor Hugo Mesa y Pablo Comas ahora no deberíamos caer en el conformismo. El alcalde tiene que estar muy seguro de lo que hace porque se juega su credibilidad y buena parte de sus opciones de repetir triunfo en las elecciones dentro de dos años, así que esperemos que en las negociaciones previas con Vicente Simón sepa bien con qué tipo de empresarios está tratando. Y la afición, y las peñas, y el Trust, y los medios de comunicación deben y debemos exigir mucha transparencia. Claro que cada uno hace con su dinero lo que quiera, y más en una sociedad privada, pero el Recre no es una empresa al uso y hay que cuidarlo y no venir sólo a mercadear. Así que con las decisiones deportivas poco menos que me da igual lo que hagan, pero con las institucionales y económicas debemos estar muy atentos a todos sus movimientos si finalmente se convierten dentro de unos días los nuevos dueños del Decano.

 

En el concurso público llegaba la hora de la verdad para que los interesados en comprar el club se retrataran. De los posibles seis u ocho inversores que se rumoreaban sólo quedó uno al final de la carrera. Algunos se cayeron porque venían a especular y a cotillear, otros porque no podían responder económicamente a las duras exigencias del pliego de condiciones y también los habría a los que no les sentó nada bien la tardanza en que el Recre saliera a la venta. Sospechoso cuanto menos era. Y a mí hay una cosa que me preocupa un poco y por la que casi que la gente ha pasado de puntillas. Me explico. El martes, a diez minutos para que acabara el plazo para presentar la oferta por el 90% de las acciones del Recre, fue el concejal Pepe Fernández al que le dieron el sobre en las inmediaciones del Ayuntamiento. ¿Por qué tanto secretismo? ¿Por qué tanta camaradería? ¿Es que aquí había un traje a medida parecido al de Gildoy? ¿Tanto costaba dar la cara ante los medios cuando, en teoría, no había nada que ocultar? No me gustó ese inicio tan oscurantista de Moody Investments ni esa actuación del concejal. Salta a la vista que desde hace tiempo ya hay un compadreo del grupo de Vicente Simón con los ‘capos’ del consistorio onubense, además de mucho intercambio de información entre ambas partes (sin ir más lejos, ya hace un mes estuvieron visitando las instalaciones del Nuevo Colombino y de la Ciudad Deportiva).

 

No hubo más ofertas, esa es la verdad, así que hay que aplaudir a Moody Investments por su valentía y por intentar reflotar a un cadáver. Pero supongo que estarán conmigo en que esa manera de entregarle en privado el sobre a Pepe Fernández no es para nada lo más recomendable a la hora de empezar con buen pie y con buena imagen pública su andadura en el Decano. Si al final entran, que esperemos que sí, primero porque el Ayuntamiento los vería saneados, y segundo, y más importante, porque le darían al Recre una salvación que si no parecería imposible de aquí al 30 de junio, desearles toda la suerte y advertirles de que este club es más que un sentimiento, no un juguete político y económico. Estamos todos muy tranquilos, conformistas y apáticos porque por fin parece que nos va a sacar alguien del atolladero y se va a comer enterito el marrón dejado por Gildoy. Pero si tanto nos ha costado quitar al gafe de en medio, sería conveniente que desde el minuto cero del nuevo proyecto estuviéramos todos vigilantes, con la mosca detrás de la oreja y denunciando lo que se haga mal. Los pelotas de antaño que no vuelvan a tomar ahora otra vez la palabra, por favor. Un poquito de orgullo y que no se nos olvide el sufrimiento y los errores. A todos. Enla vida es bueno reciclarse y comenzar de cero con la conciencia tranquila.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Fecha: Sábado, 17 junio 2017 a las 19:08
lkn
No se puede expresar mejor, estoy de acuerdo en todo, y añadiría: igual que Comas no puso los 3,5 kilos, puede que estos no pongan los 10,5. El detalle de la entrega del sobre es mosqueoso, hacerlo deprisa, a última hora y casi a escondidas a un concejal relacionado con el fútbol.
Hay otro detalle más importante, igual que critiqué a Rodri por mentir al decir que se lo vendería a alguien de Huelva, pues ahora lo mismo: no son de Huelva, y eso no me gusta.
Teniendo en cuenta lo anterior, espero que todo salga bien.
Fecha: Sábado, 17 junio 2017 a las 15:51
Manuel19
Vigilantes, sin lugar a dudas
Pero por favor , vamos a mirar de una vez por todas todo lo positivo, ( cuanto hemos sufrido, solo basta ver la situación que teníamos hace escasamente 4 meses ) y tenemos , Afortunados debemos sentirnos que una empresa apuesta por nuestro RECRE

YA ESTÁ BIEN ,

Yo, personalmente ahora estoy de nuevo ilusionado, por los posibles fichajes que se harán y no pensando en la pesadilla que hemos pasado
Fecha: Viernes, 16 junio 2017 a las 20:47
Juan Manuel
Con su permiso, añadiré algo más.
Primero decirle que vigilantes hay que estar siempre, ahí estamos de acuerdo.
Y segundo rebatirle ciertos aspectos, he de decirle que como es una opinión personal y no por ello la verdad absoluta (si ya se, usted no ha dicho D. Ricardo eso para nada), pero como en este puñetero país toda noticia crea corriente de opinión por no saber distinguir lo que en sí es una noticia o una opinión personal del periodista ( cosa que algunos son verdaderos maestro a la hora de camuflarlas), pues diré que cada uno entrega el sobre donde y cuando le da la gana, la cuestión es que dicho sobre llegue a donde tiene que llegar, donde usted ve iscurantimo yo no veo nada raro. Si estuvieron por aquí hace un mes visitándonos ese hecho también lo pudieron hacer, cualquier otro inversor y si tuvieron contacto anteriormente con miembros del consistorio, también lo podrían haber hecho otros. Ahora lo que no veo bien y no veré jamás, porque cada uno ha buscado su interés y no me meto para el que, es la cantidad de inversoros que se decían que había por parte de la prensa y políticos al respecto, eso sí que es oscurantismo y mala intención.
Fecha: Viernes, 16 junio 2017 a las 19:52
PIPONAUTA
Hombre la diferencia es que esta gente para entrar deben poner un auténtico pastón, a Comas se le juzga entre otras cosas por supuestamente no hacerlo y sin embargo Gildoy se quedó con el buen puñado de acciones. Analizar con voz crítica está muy bien pero las cosas no son iguales, los ofertantes deben poner unos pocos de kilos de euros del tirón, es un pliego que no deja nada a la improvisación.

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
(http)