Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

huelva24.com
Miércoles, 7 junio 2017 | Leída 164 veces
cartas al director

Éramos pocos y parió una prima segunda

Marcar como favorita

En estos días se vive, con especial relevancia en Huelva, un nuevo episodio de división de la izquierda, le toca hoy a esa izquierda a  la izquierda de la izquierda oficial. Militantes y simpatizantes se preguntan por qué estos episodios, ya antes vividos, llegan precisamente del espectro sociológico que por naturaleza debiera o debiese ser afín. Me estoy refiriendo al caso Valderas y la polémica propuesta de  nombramiento como Comisionado de Memoria Histórica, un puesto no creado todavía en la reciente ley.

Al parecer , Valderas ha dicho que sí a la Presidenta de la Junta .y la dirección de IU le ha pedido que no acepte, puesto que se ve como una maniobra para desestabilizar  al coordinador de la formación Antonio Maíllo, a muy poco tiempo de que en la asamblea regional se  elija la nueva ejecutiva.

 

Y aunque Valderas ahora encabeza el sector crítico contra la nueva posición estratégica del equipo de Maíllo en su apuesta por la confluencia con Podemos, IU mantiene que el exvicepresidente, como exmiembro de los órganos de dirección de la coalición, no puede actuar al margen de la organización.

 

Todo esto cito para una reflexión personal sobre el muy conocido de nuestra tierra, Diego Valderas Sosa, de 64 años de edad y natural de  Bollullos par del Condado, con una trayectoria de militante y dirigente  de izquierdas que  si no brillante, sí digna hasta este momento.

 

Desde mi punto de vista, hubo un punto de inflexión en la vida política de Valderas: le sobró un tiempo, el último como vicepresidente,  cuando no sólo no cumplió objetivos propuestos, sino que hubo de aguantar el trago de ser despachado.

 

En ese punto de inflexión quizás debió de haber pasado el testigo antes, pero como muy tarde debió retirarse entonces a pleno pulmón, después del fiasco.

 

Toda  su vida Valderas estuvo donde debe seguir, pero tiene que entender que  a todos nos llega el momento de  sentarnos al sol del otoño, en la puerta de algún bar de Noodles,  a contar batallas a los compañeros y a escribir las memorias de toda una vida dedicada a la defensa de los valores de la izquierda con más o menos aciertos.

 

Si  así  lo hacemos, la imagen que quedará de nosotros será la que en justicia merecemos por nuestros mejores actos.

 

Francisco José C.B.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Miércoles, 7 junio 2017 a las 16:55
lkn
Ah! que Valderas es de izquierdas? No lo sabía, se le nota poco: el hecho de que esté en IU no quiere decir que lo sea. El ejemplo más claro es que fue vice de la Zultana, esa que ahora está con C`s, habían cumplido un 105 del pacto de gobierno, hasta que llegó Maillo, y eso no se lo perdona.
Fecha: Miércoles, 7 junio 2017 a las 15:52
Valderas
¿ A alguien sorprende? Lógicamente lo cogerá es un sueldo muy apetecible.

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress