Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 29 mayo 2017 | Leída 82 veces
carta al director

Los funcionarios de la prisión, indefensos

Marcar como favorita

El pasado sábado se produjo un grave incendio en la Enfermería del centro penitenciario de Huelva, donde un interno con un amplio historialpenitenciario incendió el colchón de su celda. La magnifica actuación de los funcionarios del área de vigilancia como del área sanitaria, que en ese momento estaban en el centro, hizo posible que se salvará la vida de más de veinte internos, desalojando en un tiempo récord el ala de hombres del módulo de Enfermería. Saldándose el incidente con varios internos intoxicados a causa del humo generado y tres funcionarios que precisaron atención hospitalaria.

Queremos resaltar que está magnífica actuación, fue a pesar de la falta de equipos respiratorios
autónoma en el centro , incluido en el propio módulo de Enfermería, de una casi inexistente formación de prevención de extinción de incendios para los funcionarios, y que cuando se han realizado, en el mejor de los casos, nos acredita supuestamente para convertirnos en "bomberos por un día". Dando así por cerrada la administración penitenciaria la política de prevención de extinción incendios, poniendo de esta manera en riesgo las vidas de los funcionarios y la de los internos del centro.

 

El centro penitenciario de Huelva necesita una urgentemente actualización de los medios protección ya sea equipos de respiración autónoma suficientes, chalecos de protección acordes al trabajo que desarrollamos o equipos auxiliares de oxígeno para los afectados por la inhalación de humos tóxicos de un incendio.

 

No entendemos, desde Acaip Huelva, la política tanto del equipo directivo del centro como de la propia Secretaria General de Instituciones Penitenciarias de intentar silenciar este tipo de incidentes o quitarles importancia, dando la sensación que se avergüenza del trabajo que desarrollan sus propios trabajadores. Es, en definitiva, una muestra más de la poca o nula consideración que tiene a nuestro colectivo la administración penitenciaria, y debería hacerlo no solo por acciones como la que estamos describiendo sino también por desempeñar un papel primordial para que la población reclusa vuelva a la sociedad en las mejores condiciones posibles para su integración en la misma.

 

Todo ello avala las movilizaciones que se están realizando desde ACAIP pidiendo la dimisión del secretario general de Instituciones Penitenciarias, al no considerarlo un interlocutor válido para resolver los problemas que sufre nuestro colectivo como es, por ejemplo, el no tener un protocolo efectivo contra las agresiones que recibimos a diario y la obtención de una mayor protección jurídica considerandonos "autoridad", dándole una misma relevancia penal las agresiones sufridas en nuestro trabajo como a las de profesores o profesionales desanitarios.

 

Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP).

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress