Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

RSS de la sección Opinión [RSS Opinión]

Riesgo del fin

Me considero un apóstol evangelizador de la doctrina de la Navaja de Ockham, aquel postulado metodológico de un fraile franciscano del siglo XIV que determinaba que “en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más correcta”. Sin embargo, en Huelva, somos capaces de desmontar hasta los aforismos más ancestrales. En lo ocurrido el pasado lunes, pueden existir varias respuestas que lo descifren, pero ninguna parece ser sencilla.

CSI ‘cacanino’ en Huelva

Como diría Gil Grissom en CSI Las Vegas, "Las personas mienten, las pruebas no”. En Huelva, ya nadie podrá argumentar esta caca no es mía, la ciencia desenmascarará a los perpetradores de atentados urbanos tales como no recoger las deposiciones de sus mascotas en la calle. El Ayuntamiento impone el toque de queda, tolerancia cero contra los excrementos.

La penitencia sin capirote

Sin ánimo de ser ‘tocaescrotos’ (los puntos de la tarjeta de articulista no me llegan para canjearlos por la palabra ‘tocahuevos’, disponible solo para columnistas Premium como Pérez-Reverte), pondré la nota discordante en el solemne ambiente cofrade. No soy un machacón opositor de la Semana Santa (me encantan las torrijas), pero ni mucho menos un ferviente seguidor. Me definiría, más bien, en una posición neutral, como un casco azul.

Un mordisco, un euro

Es uno de nuestros abanderados gastronómicos más reconocidos internacionalmente, un tesoro distintivo de nuestras tierras; es, sin duda, el buque insignia del patrimonio agrícola onubense. Demandada desde todos los rincones del planeta, los consumidores se rinden a su textura, viveza cromática, jugosidad, sabor único y deliciosa frescura. Antioxidantes, diuréticas, hidratantes, con propiedades analgésicas, fuente inagotable de vitaminas y minerales, es un completo manjar jalonado por incontables virtudes nutricionales. Su único defecto es la estacionalidad de su recogida, al tratarse de un producto de temporada, su degustación es un privilegio de apenas unos meses. Efectivamente, nos referimos a las fresas, una fruta cuyo apellido recurrente es ‘de Huelva’.

Todos para el Recre y un Recre para todos

Gobernados por el caos y la adversidad, imprimir credibilidad a una alternativa es un reto de dimensiones superlativas. Cuando el milagro es el único credo recitado en un panorama devastador y aparentemente irreversible, evangelizar a un tozudo ateo como la confianza supone algo así como predicar en el desierto. Aunque siempre existe un grupo irreductible de optimistas patológicos capaces de encauzar el temible concepto de crisis hacia su acepción de oportunidad para el cambio. En Huelva, uno de esos grupúsculos de obcecados inconformistas que desafía los convencionalismos ha creado el movimiento definido como Recreativo Supporters Trust.

La niña precoz de Huelva

Hace 16 años Huelva daba a luz a una niña prodigio, un talento precoz que tardó poco en superar las expectativas de quienes profetizaban en su horizonte un futuro prometedor. Era una hija deseada y muy esperada por la familia onubense, y llegaba con muchas dosis de ilusión debajo del brazo. La gestación fue fruto del amor desmedido por el baloncesto. Así, de la unión del CB Gilest y el V Centenario-Ciudad de Huelva, en 1999, surgió un retoño con genes privilegiados y un entorno más que favorable para su educación.

MENTÁLFORAS

El Cristóbal Colón 2.0

La provincia de Huelva es un enclave ineludible en la narración de la historia como punto de partida en el Descubrimiento del continente americano. Más de cinco siglos después sigue siendo una referencia para estudiosos, investigadores y también para exploradores. Una figura esta última que lejos de extinguirse evoluciona y se proyecta hacia nuevos retos manteniendo intacto el espíritu indómito de quienes alumbraron el Nuevo Mundo.

Tren-ding topic a bordo

Renfe hace aguas en Huelva, en su sentido más literal y en el figurado, hay donde elegir. Los convoyes son auténticas atracciones de feria, por el espectáculo improvisado que ofrecen y porque los engranajes de su estructura suenan más o menos parecido al de las barracas. Repiten hasta la saciedad en sus spots de autobombo, que cuentan con la flota más moderna de Europa. Si esa aseveración es cierta, a los ‘choqueros’ nos reservan los trenes vetustos y con solera, es decir, los cascajos que realizan sus últimos servicios a la comunidad. Y se nota.

Meada tántrica en el botellón

Al margen de disquisiciones éticas, educativas y de salud, beber supone un elemento de conviavilidad para los jóvenes, un símbolo en torno al cual trazan e intensifican lazos de amistad, siendo, además, un potente desinhibidor de la personalidad para ellos. Ese es el papel que ejerce en el ecosistema social, guste más o menos. El botellón es una manifestación destilada y/o fermentada por la rebeldía, ejerciendo como foco de interrelación fuertemente arraigado en estas latitudes. El debate sobre este fenómeno ha generado una ferviente controversia y un único punto de encuentro auspiciado por el peso de los acontecimientos, no hay duda de que es incontenible y que la solución no pasa por vetarlo.

El sexismo no es un juego de niños

En estas semanas, mientras todos los niños disfrutan de las vacaciones, los juguetes están de exámenes. La Navidad somete a sus futuros muñecos a particulares oposiciones de Educación para la Ciudadanía y se impone una criba para determinar su aptitud como compañeros de juegos de los más pequeños.

El reciclaje de los brotes verdes

La sociedad es cada vez más verde. Que nadie se ofenda, no me refiero a que el personal vaya subiendo de categoría en niveles de obscenidad, grosería o insolencia. En esos parámetros entiendo que nos mantenemos estables, sin grandes variaciones. Hay de todo, pero el medidor de lascivia se mantiene controlado entre los niveles Torrente y tronista galán de Hombres y Mujeres y Viceversa. Ahí es nada.

El grafiti rejuvenece a Huelva

Caminaba meditabundo y caviloso en una noche de agosto en Huelva y mis pies me llevaron hacia nuestro céntrico desguace de recuerdos por excelencia, el antiguo Mercado del Carmen. En medio de una atmósfera plomiza veraniega, con una escurridiza brisa que jugaba al escondite entre guaridas de hormigón, emergía mi primer bostezo de morsa, que se sincronizaba con el siguiente.

La escuela de supervivientes

Ningún taller puede enseñar a sufrir, el único Máster avanzado en esa dura asignatura es la vida. Sin embargo, el dolor posee varios analgésicos emocionales naturales para combatirlo, o al menos mitigarlo: el consuelo y la comprensión (que depende del entorno) pero, especialmente, la predisposición, es decir, una actitud positiva e inconformista con una realidad que por muy exigente y extrema que sea, cuenta con unos puntos intermedios hacia los que es conveniente inclinarse.

Menos coco y más entrañas

Han pasado varios días desde que se celebró la manifestación que citaba a los onubenses en contra de un enemigo común, los fosfoyesos. Con el prisma que proporciona la distancia de los acontecimientos, es importante no pasar por alto que aquel 16 de octubre no debe marcar un hito aislado, sino un punto de partida aglutinador que marque la hoja de ruta cuyo único destino sea la justicia sin paliativos en Huelva.

El eterno depredador del lince

Olor a filete empanado, agua con regusto metálico de la cantimplora, riñonera llena de tazos y cromos, bolsa de doritos triturados, chándal con varios remiendos en la rodilla de heridas de guerra, gorra de la Expo 92… y al autobús, sin olvidar la autorización firmada y las 1.000 pesetas para costear los gastos de la excursión. Esquivar a las ecuaciones, la sintaxis y la tabla periódica durante una jornada ya era un argumento de peso para esperar con anhelo aquellas actividades. Más allá del paréntesis académico que suponían, aquellas visitas tenían su punto. La riqueza y diversidad onubense permitían aplicar en tres dimensiones los conocimientos adquiridos y la interacción directa asentaba de manera más fluida todo lo aprendido.

mentálforas

Prórroga de la condena para Huelva

Huelva padece Progeria, algo así como el increíble caso de Benjamin Button, pero a la inversa. Se trata de una enfermedad genética heredada de la época de apogeo industrial e incrustada en el ADN del Polo Químico, el gen recesivo que ha mutado el paisaje de la ciudad. Este trastorno consiste en un envejecimiento prematuro y fugaz, acelerando el deterioro de tejidos y células.

El ‘toldogate’ onubense

El periodismo posee un enemigo irreconciliable, la capciosidad. El polvorín de munición retórico que almacena esta profesión es muy inflamable y altamente inestable, pudiendo saltar por los aires con la mínima chispa de irresponsabilidad. Es nitroglicerina pura que reacciona fatalmente cuando se corta el cable de la manipulación confundiéndolo con el de la inocente subjetividad. Los periodistas debemos ejercer de artificieros que desactivemos la carga explosiva de los contenidos que publicamos o, al menos, reducir el efecto destructor de la metralla mediática.

Carolina y su volantazo mundial

Dicen quienes la conocen que Carolina Marín abandonó una de sus grandes pasiones en su más tierna niñez, cuando el bádminton irrumpió azarosamente en su vida. Aunque su idilio con el baile nunca se extinguió del todo y le reservó un apartado privilegiado en su identidad deportiva. La plasticidad, elegancia, estética y pragmatismo de esta disciplina artística se mimetizó en su juego, acoplándose de manera natural. Como la lenta y sinuosa cadencia de un bolero; la agresividad, firmeza, rectitud y vigor de un tango; la esbeltez, el garbo y el brío del flamenco (su preferido)… cada punto, cada set es un concierto rítmico, un recital donde su pareja de danza es el volante, con el que profesa una sintonía y complicidad exquisita.

Rapapolvo al culote onubense

Decía el escritor norteamericano Chip Brown que las bicicletas son catalizadores sociales que atraen a una categoría de gente superior. Se confirma, está descartada cualquier posibilidad de toparnos con un político pedaleando, son más dados al paladeo que al pedaleo. Y ello a pesar de que está de moda eso de asociar sus programas a los transportes alternativos y sostenibles. Vender humo disfrazado de energías verdes para camuflar otras agresiones flagrantes al medio ambiente. Es lo que se lleva en Huelva.

El 'sudoku' del turismo

Las estadísticas pronto van a pasar de ser un recurrente apoyo informativo cuyo hábitat natural es la sección económica o de finanzas, a engrosar las páginas de pasatiempos en los periódicos. De albergar contenido aséptico y sesudo, a un vulgar entretenimiento de buscar las siete diferencias en pleno análisis de la actualidad. Con parámetros análogos en dos gráficas de tema, medidores, criterios e incluso diseños prácticamente calcados, la heterogeneidad de los resultados es donde el juego de agudeza visual se pone interesante. Los porcentajes son neutrales e imparciales pero no la manera en que se aterriza en ellos.

La muerte sin género de dudas

Decía Francesco Petrarca que “un bello morir honra toda una vida”. Quizás se considere un atrevimiento asociar óbito y hermosura, al menos en su restrictivo sentido relacionado con el agrado a la vista, pero no olvidemos que el concepto vertebrador de la belleza es la armonía. Calma, paz, sosiego, concordia, equilibrio… son los confortables asientos en los que acomodar pensamientos, reflexiones, balances y recuerdos mientras se afronta el final de la travesía.

El ‘butanero fantasma’

Un ladrón arrepentido, un trabajador descontento, un abandono, un enigma sin resolver, apariciones, acusaciones… no son los ingredientes de un film de Almodóvar, faltarían los personajes del perro transexual y la abuela ninfómana. Tampoco de Woody Allen, aunque la historia no está exenta de ironía, sarcasmo y cierta neurosis. Quizás se acercaría más al surrealismo del Camarote de los Hermanos Marx, disparatado, absurdo, irreverente, pero no, demasiado inteligente y mordaz para lo que nos ocupa. En todo caso, la trama aspira a convertirse en un best seller de gasolinera, toda una novela policiaca con mucho suspense y poca acción.

El señor Miyagi y la escoba de plata

El Parque Moret tose y esputa aquejado del virulento ataque bacteriológico del olvido institucional y el incivismo, dos cepas mortíferas y contagiosas con consecuencias devastadoras. El pulmón verde de Huelva padece fibrosis quística desde hace tiempo. El gen defectuoso causante de esta tozuda y resistente enfermedad, inherente en nuestro sistema, reside en el cromosoma político y burocrático, el eslabón débil y atrofiado de la cadena de ADN onubense.

La mortalidad de la transparencia

Francisco Ibáñez podría plantearse seriamente querellarse contra los dirigentes onubenses. El Ayuntamiento se ha convertido en un destacamento de la TIA (RIA adaptado a la realidad choquera) en Huelva. El cuartel general de Mortadelo y Filemón, hijos aventajados del dibujante barcelonés, posee una sucursal en la Gran Vía onubense. Sin olvidar varias células activas con sede en los edificios de las consejerías de la Junta de Andalucía en la ciudad, afines al modus operandi de la institución.

El gatillazo de Jordi Évole en Huelva

Gaseosa periodística, gatillazo mediático, pantomima, paripé. El azote de opresores y el adalid postmoderno de las causas perdidas, Jordi Évole, se olvidó el disfraz de reportero comprometido e intrépido, con el que se le ve aparecer ya muy de vez en cuando, en su visita a Huelva. Residuos radiactivos con una extensión equivalente a casi la mitad de la superficie de la ciudad de Huelva, millones de toneladas de fosfoyesos, empresas incumpliendo resoluciones del Tribunal Supremo (una de las causas fetiche de Évole), elevada incidencia del cáncer, cercanía del desierto blanco tóxico a una zona de alto valor ecológico por un lado y a una residencial por otro; pero su pregunta lapidaria no fue otra que: “¿Aquí quién exagera? (…) ¿no nos estaremos pasando un poco?”

Ministra a la fuga

PP = Poncio Pilato. El acrónimo empieza a materializar su metamorfosis. Desde la calle Génova se populariza sin tapujos el lavado de manos como primer mandamiento del manual del buen político. Aunque las aguas de la ría de Huelva parecen no haber convencido para este fin a la nueva Ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que ha preferido no sumergir su recién estrenada manicura en el manantial radiactivo ‘choquero’. Venía preparada en su primera comparecencia en la capital onubense, con las directrices bien aprendidas. Portaba una jofaina repleta de excusas y silencios para preservar su PH político libre de impurezas y abrasivas preguntas de los periodistas. En resumidas cuentas, se apresuró a salvar su pellejo. Aprende rápido.
Huelva24.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2015 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress